La creatividad es una experiencia de amor: ARTE

Si buscamos una definición formal de arte podemos encontrar la de la Real Academia de la Lengua que lo define como: “la capacidad o habilidad para hacer algo; la manifestación de la actividad humana mediante la cual se interpreta lo real y lo imaginario con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”.


Como cada mes invitamos a nuestros lectores a resignificar ahora el concepto de ARTE. Más allá de una manifestación podría ser “la recreación y portal de una nueva forma de expresión con respecto a la realidad vivida que conlleva sentimientos en formas concretas o abstractas valiéndose de la materia, la imagen o el sonido”.


Con base en investigaciones educativas el arte es una forma de sentir la vida y, al adentrarse en el mismo, los niños podrán encontrar un medio para expresar su mundo interno de una forma que además les estimula a simbolizar, crear e innovar. Asimismo, desde una perspectiva clínica el arte posibilita la comunicación entre padres e hijos, los ayuda a vincular y a mejorar las habilidades sociales.


El arte esta conformado por varias disciplinas: pintura, baile, cine, escultura, escritura, teatro y música, entre otros. Los padres pueden conocer nuevas facetas de sus hijos si se involucran en las actividades artísticas que les interesan o si las fomentan. Si se observa el desarrollo integral entre los diferentes miembros de la familia, el vínculo afectivo se verá incrementado ante actividades lúdicas, artísticas y creativas.


En el ciclo de entrevistas realizadas por Bowí México, en julio de 2020, en torno a “Cómo nos resguarda el arte”, se lograron obtener diversos testimonios sobre el poder que otorga el arte mediante sus distintas disciplinas artísticas como MOTOR RESTAURADOR. Celeste Bejarano, artista plástica, nos compartió que: “Experimentar cosas no del todo placenteras te lleva a nuevos aprendizajes, el arte se convierte en un mecanismo de canalización y expresión”. De manera conjunta al dialogar con Óscar Santana, músico y tenor, él comentó que “La música es un refugio, genera experiencias sensoriales muy fuertes que generan un impulso en las personas”, de modo que podemos hacer ejercicios conscientes, al practicar alguna disciplina artística, con el fin de expresar estados de ánimo mediante una forma de comunicación alterna.

Hoy y siempre necesitamos del arte y la cultura. La práctica artística no sólo es un medio para aprender nuevas técnicas y desarrollar habilidades, también contribuye al desarrollo personal, fomenta la identidad y motiva el desarrollo de la tolerancia y frustración, finalmente continúa creando experiencias únicas e historias.


Los múltiples beneficios de las prácticas artísticas tales como el fortalecimiento de la autoestima y la autoconfianza, la reducción del estrés y la ansiedad, el potenciamiento de nuestra memoria y el mejoramiento de la concentración podrán desarrollarse por medio de la práctica de alguna bella arte.


Pero lo que resulta fundamental en todo esto es que los padres potencien todo el mundo creativo que proporciona el arte en sus hijas e hijos.


¿Tú PRACTICAS ALGUNA ACTIVIDAD ARTÍSTICA?

Cuéntanos





 


29 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo