¿Y si nos olvidamos de querer alcanzar a los demás y vivimos con éxito nuestros logros?

3 de Diciembre #díadeladiscapacidad

Las escuelas abren sus puertas y muchos estudiantes de manera virtual o presencial acuden a los colegios.


A lo largo de la pandemia los niños han tenido muchas exigencias tecnológicas, retos de aprendizaje y un costal de emociones que digerir. De manera paralela, los profesionales se han tenido que adaptar a las nuevas formas, trabajando incansablemente de manera virtual, por medio de canales de aprendizaje visuales o auditivos y sin poder atender de manera personalizada las necesidades de sus alumnos. Simultáneamente, en este acompañamiento complejo, están los padres. Ellos han recibido las alegrías y desesperanzas, preguntas y silencios, miedos y añoranzas de sus hijos.


Hoy, después de este año y medio distinto, las madres y los padres han podido observar los cambios en el desarrollo de sus hijos de forma más cercana. Actualmente son la respuesta diaria a peticiones de atención aunado a que son los generadores del vínculo emocional primordial para proporcionar seguridad.


PADRES: #altototal antes que nada estamos todos siendo aprendices y maestros.



Invito a todo lector antes de seguir leyendo a cuestionarse:

  • ¿Qué pasaría en tu concepción del mundo si dejamos tantas expectativas y vivimos el hoy dándonos la mano con la mente abierta?

  • ¿Cómo sería la relación con el estudio si éste fuera más lúdico que la pantalla?

  • ¿Para qué quitar diagnósticos totalitarios?

Hemos escuchado tanto las palabras discapacidad, dishabilidad, discalculia, disgrafía, dislexia…… y si las sustituimos por palabras como reacomodando, rehistoriando, resignificando, recreando, reviviendo: el mundo sería distinto.


Las palabras tienen poder y se graban en la mente, crean estereotipos y son poderosas.



Como madre, hay tantos aprendizajes que sin el confinamiento no hubiera visibilizado como:

  • Si desayunas más lento, disfrutaríamos todos.

  • Si no te desplazas de espacio, economizarías energía física.

  • Si estás en casa, los hijos se organizarían y se responsabilizarían de su aprendizaje.

  • Si invitas a la imaginación se solucionan problemas cotidianos como el ruido, el que no haya señal, el no tener material, entre miles de factores.

  • Si dejas terapias y pides asesoría aprenderíamos a conocer a nuestros hijos y los apoyaríamos más íntimamente.

  • En el caso de los chicos con maestra de apoyo si le permites la entrada a casa, podrían observar su desarrollo familiar.

  • Si vives en el vínculo conoces el para qué deseas hacer las cosas y así estableceríamos proyectos familiares.

  • Si sabes para qué quieres compartir generaríamos mas tiempo lúdico.


Es por lo cual invito a padres, maestros, hermanos y alumnos a: INVITAR A LA GENUINA CURIOSIDAD POR APRENDER, a crear nuevas formas y a sabernos observar. Evitemos mensajes totalitarios y resignifiquemos invitando a la posibilidad de abrir caminos y permitir conocer nuevas oportunidades.



¿Cuál es la aportación de las risas en el aula?

3 de Diciembre #díadeladiscapacidad



52 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo